La porquería sigue avanzando en todos los niveles

SIN TAPUJOS

Como siempre el tema central es la mentada pandemia del coronavirus, lo cual ha servido de pretexto para que cada uno saque su tajada del pastel, beneficio personal o institucional.

Escuchando a algunas personas, han opinado que al menos esta tragedia nos va a dejar algunas lecciones positivas, y que va a haber un cambio de actitudes en todos nosotros. No estoy muy convencido de ello, porque con el tiempo que llevamos de estar confinados tengo más oportunidad de ver y leer distintas opiniones, y me doy cuenta que no van a ocurrir mayores cambios de conductas.

Los actos de corrupción se siguen dando como con los gobiernos pasados, a pesar de que algunos creímos que este nuevo gobierno se iba a caracterizar por la transparencia y la honestidad, pero está demostrando todo lo contrario, la porquería sigue avanzando en todos los niveles, desde lo más alto hasta lo más bajo de la estructura gubernamental.

Recientemente en un medio de comunicación escrito vi la noticia que el director del Área de Salud de Santa Rosa, Manuel Víctor Martínez Olivet, en forma descarada compró un   lote de llantas de diferentes tipos, supuestamente para vehículos del área de salud a un precio de Q107 mil 290. Lo descarado de este infeliz funcionario, es que fraccionó las compras en 5 cinco facturas para evitar el proceso de cotización, porque las compró a la gasolinera Las Palmas, propiedad de sus progenitores. Esto es el colmo del cinismo, la estupidez y la podredumbre.

Un grupo minúsculo dirigido por Karina de Rottmann, Fratti y Méndez Ruiz, juntamente con unos altos empresarios, y sus guardaespaldas, realizaron una caravana de carros para protestar contra el gobierno por el toque de queda, pues está afectando a sus intereses económicos. A todos nos ha afectado el encierro, no solo a los grandes patronos, hay muchas familias que se han quedado sin el sustento diario, y otros se han consumido sus exiguos ahorros. Esta pandemia no ve posiciones sociales, económicas, políticas, etc., ataca parejo a todos, pero hay que ser sensato y mientras no aprendamos a cambiar hábitos y mantener el distanciamiento social, día a día habrá más contaminación.

Ministro de Salud, no es justo que a esta fecha todavía no les han pagado sus salarios a los médicos, enfermeras y demás personal del hospital temporal del Parque de la Industria, a los que se están haciendo desgracia por salvar vidas y exponiendo las suyas, porque definitivamente a todos los funcionarios ya les han pagado sus salarios y demás bonificaciones. ¿No sería más justo que se rebajen el salario y dejen de cobrar dietas los altos funcionarios de los tres poderes del Estado, para que así puedan cumplir con los que se están enfrentando al Covid 19?

¿Será posible un cambio de procederes para mejorar? Juzgue usted.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.