Esta es mi patria

 

Fotografía de Travel and Squeak

Cuando era más joven que ahora, es decir, hace tres años, me sacudía una inquietud de conformismo ante diferentes situaciones personales y nacionales, y a la vez una esperanza de actuar algún día. Había crecido con ideas variadas de lo que ahora sé, y defiendo con mi vida, comprendí al prójimo desde un punto de vista no religioso, encuadrando la armonía a la sociedad y no a las iglesias, respetando las costumbres e ideas de cada persona, incluso empatizando con grupos que han sido vulnerabilizados durante años, sin menosprecio, sin lástima, con tolerancia e inteligencia. Es así como en estos años he podido salir de mi burbuja, aunque acomodado, no miento, pero con mayor conciencia de lo que pasa en las calles de esta patria, una patria que no muere porque aún hay algunos que la riegan como flor inmortal, otros sanan sus heridas con buena moral, la estabilizan con actos transparentes, amor y bondad.

Cuando era más joven, es decir, hace tres años, escribí esto entre un sentimiento de esperanza e impotencia:

Las nubes llenas de lluvia,

mis ojos llenos de lluvia.

Sentimiento insaciable,

que perdura cada día,

por ver tu nombre vencer.

Vencer a los que te manchan todos los días,

los que te manchan con falacias o argumentos inválidos

y se aprovechan del subordinado.

 

Movimiento encerrado,

derechos condicionados,

garantías selectivas y penas sin remedio,

en un hombre naces y en la patria mueres.

 

Desarrollo cooptado,

manifestación ausente entre las gentes alienadas.

¡Te tienen de rodillas los abusos de los malos, clicas y pandillas!

 

Se derrama  por las calles,

se introduce en las mentes

y causa repugnancia en el ambiente.

Historias mal contadas,

mitos inventados para el hombre maltratado.

 

Hermosa roca que no te mueves,

ni por el gran viento,

ni por si llueve,

roca fuerte que mantiene la armonía de los pobres.

 

La lucha del débil,

soñador valiente

que no busca lo suyo,

sino el escape a la humanidad,

la esencia que es la paz, la igualdad y el amor fraternal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.