Implementar una “renta básica” para solucionar la crisis

Fotografía de Fernando Chuy

El fin último de vivir en sociedad es el Bien Común y el objetivo fundamental del Estado, y en especial de los órganos de gobierno, debe ser el bienestar de la gente, de los ciudadanos.

En este sentido, pensando en ideas y propuestas para empezar a acercarnos a ese Bien Común, retomamos una idea que cada vez cobra más fuerza en sociedades más justas y desarrolladas que las nuestras, que ya han implementado una “renta básica”.

La “renta básica” es, como su nombre lo indica, un aporte “mínimo” al que tiene derecho cada persona que nace y vive en un Estado o sociedad determinada. El Estado destina parte de los impuestos recaudados y recursos que obtenga el gobierno para que cada persona pueda cubrir sus necesidades “básicas” y en última instancia, no muera de hambre.

Estos recursos provienen de los ingresos del Estado, en especial de los impuestos pagados por la mayoría de guatemaltecos por medio del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en cada compra realizada, por pequeña que sea. Esto significa que todo guatemalteco está aportando al funcionamiento del Estado, por lo que todos tienen, entonces, el derecho a recibir “algo” a cambio.

En algunos países, toda persona que nace tiene derecho a esa renta básica. En Guatemala, por la falta de recursos, se podría empezar con un aporte solo a los mayores de edad o solo a aquellos que están empadronados (ciudadanos inscritos). Cada persona necesitaría, además, un NIT (número de identificación tributaria), lo cual aumentaría la base tributaria y por ende, la recaudación fiscal. Y Si alguien no la necesitase, podría renunciar a ella o solicitar que se abone al pago de sus impuestos anuales, por lo que el gobierno no tendría que erogar en efectivo la totalidad de los aportes.

Imagínense: un aporte mínimo de 50 quetzales al mes por 12 meses serían Q600 al año por persona; si se le diera a 10 millones de personas, daría un total de 6 mil millones de quetzales. Esto no es nada considerando que el presupuesto de este año ya asciende a 100 mil millones. Pero si es mucho más de lo que la mayoría obtiene en este momento. Este dinero llegaría a la economía local, de base, lo cual mejoraría además, las condiciones económicas en donde más se necesita.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.