Si hasta los maestros están mal ¿Qué podemos esperar de los alumnos?

 

Plan educativo del Mineduc contrasta con la realidad guatemalteca

Guatemala está atravesada por profundas desigualdades sociales que ponen el peligro del desarrollo integral de la niñez y la adolescencia. La crisis sanitaria acarreada por el coronavirus no hace más que resaltar las deficiencias de un sistema educativo que necesita reformas.

 

Mientras para la educación privada recibir clases en línea quizá no implique mayor dificultad en el proceso enseñanza-aprendizaje, cuando nos alejamos un poco de los cascos urbanos, lo que se ve en las zonas rurales lastima. ¿Qué resulta prioritario en estas comunidades, una hora de internet o un plato de comida?

 

Y es que no se trata únicamente de problemas con el internet, existen muchas zonas del país en donde la señal de la televisión abierta es muy débil y no permite sintonizar los canales en donde el gobierno transmite las clases del ministerio de Educación.

 

Una vez más el coronavirus expone nuestras vergüenzas como país, sirva la siguiente fotografía como ejemplo. Si hasta los maestros están mal, ¿qué podemos esperar de los alumnos?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.