El bien común, la razón de ser de las instituciones

Fotografía de Lozano

Esta emergencia pandémica nos obliga a reflexionar sobre la razón de ser de las cosas. Me refiero a las instituciones públicas y privadas (no empresas), y también a las organizaciones de la sociedad; ese sentido debemos retomar el objetivo fundamental, el bien común.

La función del Estado es el bien común del ciudadano, de toda la gente. Así también la función de entidades semiprivadas como lo son los colegios de profesionales, por ejemplo. Su función es el bien común, no solo desde la perspectiva de fiscalizar a sus agremiados para que proporcionen servicios adecuados y correctos, sino también porque se deben a sus agremiados en cuanto al apoyo que deberían brindarles.

En este momento, muchos profesionales liberales se han quedado sin ingresos y no encuentran apoyo en sus colegios correspondientes. Todos los colegios tienen seguros, fondos de prestaciones o pensiones y todos tienen ingresos de sus agremiados. Algunos, como el Colegio de Abogados (CANG) tienen excedentes e incluso cientos de millones de quetzales en los fondos de pensiones, aun así, siguen sin tomar medidas de apoyo y ayuda frente a esta emergencia o argumentan que el fondo de pensiones no cubre esta situación.

En el caso particular del Colegio de Abogados (que conozco bien) ya se ha solicitado formalmente a sus autoridades que encuentren la forma de apoyar a sus agremiados con un “bono” de ayuda temporal el cual podría otorgarse utilizando los excedentes de recursos del colegio o hacer uso de parte del fondo de prestaciones, el cual sí contempla la ayuda por “cesantía de salud”. Esta es en realidad una cesantía y cuarentena “por enfermedad”. Indistintamente de los recursos, las autoridades deben retomar la obligación que tienen de procurar el bien común de sus agremiados, especialmente de los adultos mayores o jóvenes abogados que no cuenten con ingresos propios suficientes. ¡Espero que respondan en positivo!

El gobierno, las municipalidades y los colegios de profesionales con sus recursos, son para que las personas vivan mejor, teniendo la confianza de contar con su ayuda en caso de necesidad.

Aprovechemos la “crisis” para cambiar y mejorar algo. ¡Estamos a tiempo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.