Es hora de bajarle el tono a la alarma

La situación es seria, sí. Las medidas deben ser tomadas, sí. Sin embargo, la vida sigue y seguirá.

Es hora de bajarle a la paranoia. Todos sabemos de las medidas preventivas, todos esperamos llegar al 13 de abril. La lucha es llegar cuerdos y sanos mentalmente. No solo sin virus. Especialmente sanos de la mente y el espíritu. Es hora de fortalecer el espíritu y pensar en las cosas buenas que aún están por venir.

 

Ya basta de malas noticias

¿De qué nos sirve estar llevando conteo de los infectados y perdiéndonos en la desilusión? Veamos el futuro y actuemos de inmediato para fortalecerlo. Tanta mala noticia está empezando a generar descomposición social. Vean las actitudes de los alcaldes de la Costa Sur. Y las de los diputados. Solo por mencionar dos grupos.

 

Necesitamos cambiar el enfoque

Los que tengamos la suerte de salir de esta: ¿vamos a salir pobres y desquiciados? Yo me niego rotundamente. Quiero todavía hacer algo de mi vida y ya me cansé de estar tres semanas como en un partido de futbol contando contagiados, preocupándome y olvidando el resto de la vida.

Bajémosle a la alarma, el mañana esta acá: ¿lo dejaremos ir?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.