Al guatemalteco promedio le vale madres el coronavirus

Ciudad de Nueva York. Fotografía de Eduardo «Maluco» Say

En estos dorados tiempos de COVID-19 la información nos desborda. Los medios de comunicación hegemónicos nos bombardean constantemente, los canales de comunicación del gobierno de Guatemala no son precisamente los más efectivos y ni hablar de la cantidad de memes y publicaciones que circulan en redes sociales al respecto. Aquí la pregunta es ¿Qué tanto sabemos del COVID-19 y cuáles son nuestras posibilidades de no salir tan despeinados de la crisis?

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei se ha convertido en el principal referente ante la crisis, ha asumido el rol de portavoz oficial y sus mensajes no han sido tan coherentes como podríamos esperar, desde un vayan la playa-quédense en casa, es una gripona, pueden ir a trabajar, pero con precaución, hasta declarar un sábado como día de ayuno y oración, sus discursos están bañados de contenido religioso y para una sociedad conservadora que cree principalmente en cuestiones mágico-religiosas esto podría considerarse bastante contraproducente.

Centro Histórico, ciudad de Guatemala. Fotografía de Fernando Chuy

La gente confía más en lo religioso de la fe y la superstición que en un consejo técnico y científico, así lo afirma Silvio Gramajo, experto en comunicación político en una entrevista para la revista Medium. Para este profesor universitario también resulta inapropiado anunciar con horas de antelación una cadena nacional. El mensaje debería darse y punto, porque entre el anuncio y la conferencia, se genera mucha presión y ansiedad en la población, añade el experto.

Pero llegó el momento de dejar de darle vueltas al asunto y presentar los resultados de un estudio de opinión realizado por Región 7(una empresa dedicada a investigaciones de mercado, análisis y consultorías) con la colaboración de la asociación política Caminemos, en donde se refleja la percepción de la población guatemalteca en relación al COVID-19.

El estudio tuvo como principales objetivos determinar el grado de responsabilidad que las personas perciben respecto a la enfermedad tanto a nivel personal como del gobierno, indagar sobre la percepción de miedo, reacciones y tiempos respecto al contagio de la enfermedad y conocer las expectativas de las personas entrevistadas en cuanto al futuro inmediato respecto a la enfermedad del Coronavirus.

Fotografía de Fernando Chuy

Sobre la muestra

Está conformada por 855 entrevistas realizadas a hombres y mujeres entre 18 y 65 años con acceso a plataformas digitales en Guatemala a través de Google docs. 52% son mujeres y el resto hombres.

Sobre los resultados

Resulta curioso que al ser consultados sobre qué tanto miedo le tienen a contagiarse de coronavirus, el 60% de los encuestados, de las alternativas que se les presentaran (poco-mucho-nada), respondieran “poco”. Si tomamos en consideración que normalmente una muestra de país está compuesta por mil encuestas, esto equivale a decir que más de un millón de personas consideran que no corren ningún tipo de riesgo de contraer la enfermedad.

La situación varía considerablemente cuando se les consultó sobre las medidas que toman para evitar el contagio. La mayoría manifiesta conocimientos suficientes.

Los resultados vuelven a sorprendernos cuando se les interroga sobre qué harían si sospechan que han contraído la enfermedad. Únicamente el 47% de los encuestados asistiría a una clínica, hospital o centro de salud.

Podría seguir escribiendo más datos y cifras, pero confío en que su sed de conocimiento los haga buscar por su propia cuenta. Les dejo el enlace del estudio completo si pinchan AQUÍ.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.