Dibujos por escritorios: el proyecto de Debbie una pequeña hija de migrantes

«Drawing For The Kids» (Dibujando para los niños) es el proyecto de Debbie Pérez, una niña de 7 años, hija de Bárbara (guatemalteca) y Félix (mexicano), quien reside en Estados Unidos y recolecta dinero, haciendo dibujos, para donar escritorios a niñas y niños de escuelas de Guatemala.

debbie en Orlando
Debbie durante la Feria de Niños en Orlando presentando su proyecto.
Debbie durante la Feria de Niños en Orlando presentando su proyecto.

En las redes sociales de este proyecto se puede observar las distintas actividades que Debbie y su familia realizan para vender los dibujos de su creación: desde su producción, las actividades de venta en su comunidad, hasta la investigación y coordinacón de la entrega de los escritorios y otros insumos para escuelas de Guatemala. De esta última parte se encarga su abuelita, quien viaja a Guatemala y hace los enlaces necesarios para que toda la ayuda sea entregada en manos de las niñas y niños.

IndagadorSVC conversó con Bárbara Pérez, madre de Debbie, quien es guatemalteca migrante en Estados Unidos y muy amablemente nos explica cómo nació esta idea.

¿Desde hace cuánto tiempo migró usted y cuáles fueron los motivos por los cuales lo hicieron?

Migré a Estados Unidos en 1999 cuando era niña. Yo tenía familiares acá y ese fue el motivo por el que vine. Acá conocí a mi esposo, quien es mexicano.

¿Cómo fue su proceso de migración al haber llegado desde niña a Estados Unidos?

debbie dibujando
Debbie haciendo los dibujos para la venta.

Fue bonito conocer nuevos lugares, pero al mismo tiempo fue difícil al no conocer el idioma. Me adapté rápido, aprendí el idioma. Ya después obviamente se hizo todo más fácil, aunque al principio no lo fue al no saber el inglés.

Hablando de la iniciativa de Debbie ¿Cómo se sensibiliza?

Mi mamá es guatemalteca, y ella lee muchos periódicos de Guatemala (Prensa Libre, La Hora, etc.), y en uno de esos periódicos en su página web salió una historia de una escuela en Guatemala donde los niños no tenían escritorios y el maestro en lugar de ellos estaba usando cajas de frutas. Nosotros se lo compartimos a Debbie para que ella vea las diferentes situaciones de los niños en otros lugares y cómo nosotros somos afortunados acá y de qué manera podemos ayudar.

debbie con niños
Debbie Pérez con los niños que recibieron escritorios en Cuilapa, Santa Rosa.
Debbie Pérez con los niños que recibieron escritorios en Cuilapa, Santa Rosa.

Ella en ese tiempo estaba empezando a dibujar y entonces dijo ¿Qué podemos hacer para ayudar a esos niños?, entonces salimos con la idea de que talvez ella podía vender sus dibujos a familiares y amistades, cosas así. Ella empezó a dibujar, primero lo pusimos en Facebook y así poco a poco una amistad le contaba a la otra, logramos reunir dinero (2,800 dólares) para comprar, en esa ocasión, 150 escritorios. Esa vez teníamos una boda en Guatemala y aprovechamos el viaje para poder ir a ver las escuelas y hacer la entrega de los escritorios.

¿Cuántas campañas han hecho de recaudación de fondos con la venta de los dibujos de Debbie?

Empezamos en enero de 2018, ella recaudó hasta junio y ese mismo mes fuimos a Guatemala. Ahora estamos en un nuevo proceso de recaudación y pensamos ir este verano nuevamente.

Y los dibujos tienen un precio estándar o ¿Cómo funciona?

No, es una donación abierta, entonces la mínima donación es de 5 dólares o hay personas que le han llegado a dar hasta 300 dólares por un dibujo.

¿Cómo funciona el proceso de venta? ¿Ella misma es quien cuenta la historia a los donadores?

niños dibujan
Las niñas y niños que recibieron la donación de escritorios, hacen dibujos para Debbie.
Las niñas y niños que recibieron la donación de escritorios, hacen dibujos para Debbie.

Sí, usualmente es ella misma quien cuenta cómo se enteró, cuando ella vio las fotos, qué fue lo que ella pensó. También cuenta cuando fuimos a Guatemala, conoció a los niños y pudo entregar los escritorios.

¿En dónde fue la primera entrega de escritorios?

En Cuilapa, Santa Rosa, en tres escuelas: El Cielito, Cuesta Chiquita y el Jícaro.

Después de la experiencia de ir a Cuilapa y conocer a los niños, ¿Cómo se sintieron?

Ella, feliz, porque pudo ver el efecto que tuvo en los niños. Y como familia nos animó a seguir haciéndolo porque pudimos ver que los escritorios sí están sirviendo.

¿Cuál es el próximo reto para Debbie y la familia?

Ahora mismo, una de las escuelas que visitamos en Santa Rosa están haciendo una

maestro con escritorios
Donación de escritorios en la escuela El Jícaro.

construcción porque los niños ya no cabían y nosotros estamos esperando a que terminen para ver si necesitan escritorios y ver si nosotros se los proveemos.

Eso sería a principios del 2020 cuando se reinicien las clases y ya después sería buscar otras escuelas que también estén en necesidad para poder hacer lo mismo en el verano.

Usted como mamá ¿Cómo se siente al ver que Debbie está haciendo eso por el país que la vio nacer?

Muy orgullosa, y también agradecida porque ella se ha dado cuenta que acá nosotros gozamos de muchas cosas que los niños que visitamos en las escuelas no poseen. Entonces, ella tiene cierto agradecimiento por cómo vive y a la vez tiene ese sentimiento de querer dar.

Usted como madre que ve la diferencia entre una sociedad y otra qué le diría a las autoridades y a la ciudadanía guatemalteca para darle mejores oportunidades a la niñez.

canvas debbie
Debbie también recibe donaciones como lápices de colores y lienzos para contiuar su producción de dibujos.
Debbie también recibe donaciones como lápices de colores y lienzos para contiuar su producción de dibujos.

En mi opinión es la responsabilidad de cada ciudadano. El gobierno puede hacer tanto o poco, pero al final de cuentas, es la responsabilidad de cada ciudadano. Imagínese que cada persona hiciera lo que estamos haciendo o por lo menos ni siquiera eso, que cada persona comprara un escritorio, eso haría la diferencia en muchos niños.

En mi opinión no es tanto de esperar que el gobierno haga o quejarse de que el gobierno no hace, sino que empezar uno y decir: ¿Qué puedo hacer yo para cambiar mi país? Y aunque sea lo más chiquito, si todos lo hiciéramos fueran cosas grandes. Entonces, en mi opinión, sí los países son muy diferentes, pero al final de cuentas es lo que uno decide hacer y es o que uno decide dar a su país y creo que si dada uno hiciéramos un granito el país sería muy diferente

El proyecto Drawing for the Kids de Debbie Pérez puede encontrarse en Facebook e Instagram. Si usted reside en Estados Unidos y desea contribuir, con la niñez de Guatemala, a través de este proyecto puede contactar a Bárbara Pérez, madre de Debbie, quien es muy accesible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.