Entrevista exclusiva con el director de cine César Díaz: «Necesitamos una ley de cine para dejar de maquilar»

Por : Karla Maldonado

Los diputados Raúl Romero y Enrique Álvarez presidente y vicepresidente, respectivamente, de la Comisión de Comisión de Cultura del Congreso de la República, presentaron ayer la iniciativa de “Ley Nacional de Cinematografía Guatemalteca”, el objetivo es apoyar y promover el arte cinematográfico en el país.

Esta ley es el resultado del trabajo de dos años de una mesa técnica integrada por el Programa Nacional de Competitividad -PRONACOM- del Ministerio de Economía, la Asociación de Exportadores Guatemaltecos -AGEXPORT- y la Asociación Guatemalteca del Audiovisual y la Cinematografía -AGACINE-, entre otras entidades de cultura según lo indicó el diputado Enrique Álvarez durante la conferencia de prensa de ayer.

Dentro de las propuestas de esta ley se contempla la creación del “Instituto Nacional de Cinematografía” que brindará apoyo a las y los cineastas guatemaltecos. También se propone que el 15 por ciento de la recaudación tributaria de los cines, se destine para el fortalecimiento de la industria cinematográfica del país.

El cineasta César Díaz habla de esta iniciativa de ley

Respecto a esta iniciativa de ley Indagador SVC tuvo hace unos meses una entrevista vía skype con el cineasta guatemalteco César Díaz, quien ha trabajado junto con sus compañeras y compañeros de AGACINE esta propuesta.

Díaz, es el ganador del máximo premio que un cineasta puede anhelar. Este año obtuvo el premio Cámara de Oro a la mejor Ópera Prima en el Festival de Cannes con la película «Nuestras Madres«.

El día que César ganó este importante premio, en el mes de mayo, lo dedicó a sus compañeros que han hecho camino con él durante su carrera de cine y a las 250,000 víctimas del genocidio guatemalteco.

A continuación la entrevista con César Díaz

INDAGADOR SVC. Cuando se piensa en cine, en hacer películas, se busca que estas sean rentables, sobretodo que haya trabajo para la gente, ¿Cómo ves esto?

CÉSAR DÍAZ. Dentro del marco de esta ley que se está proponiendo, hay una discusión, ya que necesitamos una ley para dejar de maquilar. Porque finalmente las cabezas de equipo en mi película y en las películas de Jayro (Bustamante) y otros directores, las cabezas de equipo son europeas. La directora de fotografìa, la directora de arte, el sonidista, vienen de Europa. Esto significa que hasta que no tengamos una industria más fuerte, una industria propia, hasta que no logremos tener un fondo que permita tener una base económica que nos permita negociar una co-producción decente, esto va a seguir sucediendo.

Es decir, yo no puedo negociar cuando Guatemala no está poniendo absolutamente nada… ¿Qué les voy a decir? No, no quiero una fotógrafa belga, pues sí, necesito una fotógrafa belga porque es plata belga y ese rubro no lo puedo asumir.

INDAGADOR SVC. Cuando la película Nuestras Madres es declarada ganadora en Cannes, Pamela (Guinea), quien es parte de AGACINE y de la producción de tu película, tuitea: Urge la ley de cine, y hubo gente que le contestó: No, ¿Para qué?, si están bien solos. Como que esto nos hace ver que la gente sataniza un poco que el Estado intervenga en algunas actividades ¿Qué le respondes tú a esa gente que les dice que están bien solos?

CÉSAR DÍAZ. Que no tienen ni idea de cómo se ha desarrollado la industria cinematográfica en los últimos 100 años. La industria francesa se desarrolla, y tiene el poder que tiene, gracias a que posee una ley de cine y un fondo estatal de cine. Lo mismo pasa con la industria española, la inglesa, la industria chilena, colombiana, te puedo mencionar muchos países más. Está demostrado que a partir del momento en que se establece una ley de cine y existe un fondo de cine, esa industria se desarrolla.

La gente cree que esto es un subsidio, que es un regalo. Esto no es un regalo del Estado. Esto es un dinero que se está invirtiendo para desarrollar una industria. Nadie pone en duda los estímulos fiscales que el Estado puede darle a los cafetaleros, a los azucareros, a los constructores, ¡Nadie! Y estamos hablando de cantidades que son ridículas en comparación con lo que nosotros estamos pidiendo. Y además nosotros capaces de decir: Por cada quetzal que el Estado meta nosotros somos capaces de recuperar alrededor del 10% más.

Lo que más me parece ridículo es que digan: Que el Estado no se meta; por supuesto que el Estado se tiene que meter. En este momento en Guatemala tú puedes filmar prácticamente cualquier cosa, o sea puedes filmar lo que se te dé la gana (el Centro Histórico, lugares arqueológicos, reservas naturales, etcétera). La cuestión, es decir: ¿Tú quieres venir a filmar? Muy bien, nos vas a pagar tanto por poder filmar, vas a tener que ir a una oficina donde vas a tener que hacer un único trámite, es decir no vas a tener que ir a hablar con la Municipalidad, ni con la Policía Nacional Civil, ni con la Policía de Tránsito para cerrar una calle. Únicamente vas a tener que hablar con nosotros y eso te va a costar tanto porque nosotros vamos a tener todos los contactos y es un dinero que además el Estado va a poder percibir.

INDAGADOR SVC. Existe una iniciativa que está impulsando AGEXPORT (Asociación de Exportadores de Guatemala) en conjunto con ICREA (Comité de Industrias Creativas para Guatemala) para convertirnos en una maquila ¿Podrías profundizar al respecto?

CÉSAR DÍAZ. Estamos peleando por una ley integral y esta tiene varios apartados, está el apartado de la Film Commission, que es una entidad del Estado que regula si tú vienes del extranjero y quieres filmar te puede dar un estímulo fiscal para que tú vengas a trabajar a Guatemala, el estímulo puede ser en distintos términos (de IVA, de por cada quetzal que inviertas el Estado de devuelve otro, etc.) y para nosotros está bien; el problema es que ICREA y AGEXPORT lo único que quieren es esta Film Commission… ¿Por qué? Porque esto nos convertiría en maquiladores de México, Colombia, Estados Unidos, porque sería más barato venir a filmar a Guatemala.

El problema es que lo anterior no genera nada para el país, no hace crecer la industria del país… ¿Por qué? Porque nuestros técnicos van a seguir siendo asistentes de fotógrafos extranjeros, van a seguir viniendo sonidistas extranjeros y nosotros solo vamos a ser prestadores de servicios.

Se trata de sentirnos orgullosos de lo que tenemos y explotar nuestros recursos naturales de una manera inteligente, Está bien tener una Film Commision, pero también es necesario un fondo de cine que esté bajo la tutela de un Instituto de Cine que esté representado por los múltiples sectores: cineastas, productores, INGUAT, Ministerio de Cultura, etcétera.

ICREA es como el brazo creativo de AGEXPORT, ellos están impulsando una ley junto a la bancada de la UNE, aunque no creo que esto suceda y lo argumento por varias cosas: Hay cuestiones más importantes en la agenda legislativa. Mientras nosotros (AGACINE) estamos impulsando otras cosas. Aunque nos hemos sentado en la misma mesa, hablamos dos idiomas diferentes, mientras ellos hablan de oportunidades de negocios nosotros hablamos de desarrollo integral del país.

En el 2009 se presentó una iniciativa de ley que no está nada mal y no está lejos de lo que el país necesita, la cual ya tuvo un dictamen favorable, esto significa que ya tiene un paso mucho más adelantado de lo que está intentando hacer ICREA y Agexport. Y es eso lo que estamos empujando y lo estamos haciendo con el diputado Enrique Álvarez y con la Comisión de Cultura del Congreso y sobre todo pensándolo en la nueva legislatura.

INDAGADOR SVC. Pasando al tema de la formación, en tu opinión ¿Qué debe tener una escuela de cine?, ¿Cómo te imaginás un espacio así en Guatemala?

CÉSAR DÍAZ. Creo que hay dos vertientes, para mí las escuelas de cine o en todo caso desde mi experiencia son el resultado de un punto de vista sobre lo que quieres hacer tú con la escuela. O sea este no es un espacio donde tú le enseñas la técnica a la gente, porque la técnica más allá de que seas increíble, la técnica se puede aprender en cualquier lugar. Hoy por hoy con los medios electrónicos que existen, la gente puede aprender a usar programas de computadora para editar, pero eso no los hace editores. Lo que te hace editor es el hecho de tener un punto de vista, el hecho de crear y de interrogarte sobre el cine, sobre el mundo.

Las escuelas deben crear cineastas ciudadanos conscientes del mundo en el que viven. Nosotros no podemos tener (porque ningún país del mundo lo hace) lo que está haciendo Casa Comal, generaciones de 45 chavitos, primero es imposible… ¿Por qué? Porque estamos educando desempleados. Tú no puedes sacar al mercado laboral 45 chavitos que quieren ser cineastas o decirles bueno, ya tienen su formación vayan a buscar trabajo de cineastas…, cuando hay 2 películas por año en este país, o sea, es mentir. No puedes invertir dinero del Estado para formar desempleados.

Yo propongo generaciones pequeñas, pero eso no significa que no sea una escuela abierta al público y al mismo tiempo, educación para la imagen. ¿Qué significa educación para la imagen? Significa que hay cineclubs, que hay funciones semanales donde se analizan películas y se le explica a la audiencia cuál es el lenguaje, qué es un guion, cómo funciona un guion, con series documentales, cine contemporáneo, cine chileno, cine clásico, cine japonés, nuevo cine argentino y a partir de allí tienes gente pensante que puede identificar cómo se relaciona un actor con cierta película para participar en determinado festival, etc.

Necesitamos generaciones de cineastas cortas, pero con medios para poder hacer las cosas. Sin embargo, creo que en Guatemala no existe alguien que pueda dirigir esa escuela, creo que hay que traer a alguien de afuera. Hay mexicanos, brasileños que podemos traer y que saben y tienen la capacidad de cómo armar un bien programa académico. En Guatemala le entregas esos medios, ese presupuesto a cualquiera de nosotros y hacemos una gran catástrofe.

INDAGADOR SVC. A veces la gente se queja de que el cine guatemalteco es muy recurrente en sus temas ¿Cuándo vamos a dejar de mostrar historias de conflicto armado interno y de las heridas que dejaron estos 36 años de guerra?

CÉSAR DIAZ. (PULSE PARA ESCUCHAR LA RESPUESTA EN EL AUDIO)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.